La densidad de los senos y el cáncer de seno

Por: Brenda I. Ramos González, MPHE, CHES

Coordinadora de Educación y Programa Banderas

Susan G. Komen Puerto Rico

La densidad de los senos se considera un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer de seno. El riesgo relativo de desarrollo de cáncer de seno es de 4 a 5 veces mayor en mujeres con senos densos. La densidad de los senos se refiere a la cantidad de grasa y tejido en el seno, y puede ser hereditaria. Los senos densos tienen más tejido que grasa. Esto es una característica común en mujeres jóvenes y ciertos grupos étnicos, y también lo es en la mujer puertorriqueña. Las mujeres con mayor herencia genética de descendencia africana tienden a tener senos más densos. Todavía se desconoce por qué la densidad de los senos está relacionada con el cáncer de seno.

Regularmente la manera de medir la densidad de los senos es mediante una mamografía. La densidad de los senos se divide en cuatro (4) categorías, siendo la categoría 1 senos menos densos (alto contenido de grasa) hasta la categoría 4 senos sumamente densos (alta densidad). Los senos densos hacen que sea difícil detectar el cáncer de seno en una mamografía. El tejido denso de los senos puede aparecer de color blanco o gris claro en la mamografía, y el cáncer también puede aparecer de color blanco o gris claro. Por ello, puede que las mamografías no sean tan eficaces en las mujeres con senos densos. Las mamografías son más eficaces cuando los senos tienen más grasa que tejido denso, por lo que las mamografías de la mayoría de las mujeres posmenopáusicas son más fáciles de interpretar.

Las imágenes del seno se pueden almacenar en placas (mamografía estándar) o en una computadora (mamografía digital). En aquellas mujeres cuyos senos son densos, la mamografía digital puede ser mejor que la mamografía en placa. Con la mamografía digital, es posible, que la detección de tumores cancerosos sea menos retante. Las imágenes de mamografía digital pueden regularse para aparecer más claras o  más oscuras; o pueden ampliarse y así posiblemente detectar cánceres que de otra forma no podrían ser detectados. En Puerto Rico, muchos proveedores de salud recomiendan que las mujeres se realicen la mamografía y sonomamografía para obtener mayor información sobre la condición de los senos. Esto combinado con un examen clínico de los senos puede aumentar las posibilidades de un diagnóstico temprano en mujeres con senos densos.

Es posible que en el futuro nuevas tecnologías proporcionen mejores imágenes de senos densos. Se han desarrollado prototipos de tecnología para detectar el cáncer en senos densos. También se estudia la efectividad de detectar cáncer de seno en etapas tempranas en senos densos por medio de MRI, sonomamografía, tomosíntesis del seno (mamografía 3D), entre otros. Actualmente Susan G. Komen® invierte en investigaciones para el desarrollo de pruebas de detección temprana que sean efectivas en la detección de cáncer en senos densos, y aboga por que estas pruebas formen parte del estándar de cuidado para estas mujeres.

Si estas preocupada sobre la densidad de tus senos, pregúntale a tu médico si los resultados de la mamografía indican si tienes senos denos. De ser así, conversen acerca de las pruebas de detección indicadas para ti, y que tan frecuentemente las debes realizar. Para mejorar un posible diagnóstico temprano es importante comparar estudios de años anteriores y correlacionar tu información. Mantén contigo una copia de tus resultados y llévalas al centro radiológico o clínica de mamografías donde te realizaras la mamografía.

 

Consejo: Se exige que en los reportes de mamografía se incluya una descripción acerca de la densidad de los senos y recomendación de pruebas de seguimiento. Con esta información en mano, conversa con su médico acerca de las pruebas de detección indicadas para ti y la frecuencia de realización de las mismas.

No Comments Yet

Comments are closed